Press "Enter" to skip to content

Defensa de uno de los uniformados del caso Javier Ordóñez, pide casa por cárcel y usa el «derecho a la sexualidad» entre sus razones

Buscando la forma de justificar el pedido de prisión domiciliaria, el abogado de uno de los policías involucrados en la brutal paliza contra Ordóñez, alegó el derecho a mantener la vida sexual de su cliente.

De manera insólita, la defensa de uno de los policías involucrados en la muerte de Javier Ordóñez ha tomado un camino cuanto menos extravagante respecto a la defensa de su cliente, preparando una defensa con la que busca lograr autorizar la prisión domiciliaria y entregando una serie de argumentos para justificarlo que han causado gran indignación entre la ciudadanía.

El abogado Jhon Olmos se ha convertido en noticia por la particular forma en que ha emprendido la defensa de su cliente, Harby Damián Rodríguez, pues, en camino de evitar su reclusión en un centro carcelario a optado por explicar una serie de razones sobre porqué las autoridades deben brindar el beneficio de casa por cárcel.

Aunque el querer solicitar ese tipo de condiciones mientras se lleva a cabo la investigación del caso es algo habitual, los argumentos manejados por el abogado Olmos han generado gran sorpresa en redes sociales, puesto que dentro de ella solicitud explicó cómo su cliente tiene «derecho a sexualidad», es decir, brindarle casa por cárcel para que mantenga la misma frecuencia en su vida sexual con su pareja.

«El único lugar de reclusión no es la cárcel. Con respecto al centro carcelario, siempre he dicho una cosa: que este medio es muy nocivo y que atenta contra la integridad del hombre, pues es terroríficamente opresor, sus muros separan al interno […] la sociedad lo recrimina, se pierde el derecho a la libertad, al desplazamiento, a la expresión, a la reunión, a la asociación, al trabajo. Incluso, su señoría, y se lo digo con respeto, hasta el derecho sexual se pierde”, comentó Olmos.

La solicitud se presenta luego de la decisión tomada este lunes en la tarde por parte de la juez 29 de control de garantías de Bogotá, quien determinó que los uniformados involucrados en el caso debían ser trasladados a la prisión de Facatativá, Cundinamarca. La decisión causó gran malestar entre la familia del detenido, por lo que su abogado explicó cómo Rodríguez es requerido en su casa al ser quien responde económicamente por toda su familia, a su vez que al haber sido retirado de la Policía no representa ningún tipo de peligro a la sociedad.

A %d blogueros les gusta esto: