Press "Enter" to skip to content

Defensoría del Pueblo recibió el registro de 42 muertos durante las protestas

El alarmante número es materia de investigación por lo que representa una de las tasas de muertes más altas dentro de disturbios presentados en américa latina en los últimos años.

La Defensoría del Pueblo ha presentado un preocupante anuncio al señalar que durante los últimos días ha recibido reportes de 42 muertos durante las protestas contra el Gobierno Nacional, los cuales completan los 14 días en todo el país, y que apunta a que continúen si no se llega a un consenso entre ambas partes.

Según comentó la entidad, de las 42 víctimas mortales que han sido reportadas, 41 de ellas corresponden a civiles que salieron a marchas y una más que corresponde a un agente de la fuerza pública. El reporte de la Defensoría también comentó tener el reporte de 168 personas que han sido dadas como desaparecidas, pues no se tiene información hasta el día de hoy.

La cifra es preocupante si se tiene en cuenta que, para el viernes de la semana pasada, el reporte de fallecidos presentado por la Fiscalía y la Defensoría había confirmado la muerte de 27 personas desde el inicio del Paro Nacional, lo que muestra una tendencia preocupante sobre la forma en que se están desarrollando las jornadas de protesta y la violencia que persiste entre manifestantes y las autoridades.

Ante la que puede ser una de las peores crisis sociales y políticas que ha vivido Colombia en los últimos 20 años, varias organizaciones sociales en el país han insistido por medio de medios alternativos y de las redes sociales en hacer llamados a la comunidad internacional para conseguir apoyo a los manifestantes y que se pueda registrar los excesos de la fuerza pública que vienen siendo advertidos desde el inicio de la movilización social el pasado 28 de abril.

Entre esas organizaciones está la ONG Temblores, la cual manifestó que durante las protestas de estas 2 semanas, 40 de los fallecidos han sido producto de la “violencia homicida” por parte de los uniformados por el uso de armas como forma de dispersión. Sumado a eso, han sido registrados casi 2 mil casos de violencia física, los cuales incluyen 28 agresiones oculares y 12 casos de violencia sexual, lo que implica a otros colectivos que se han unido al repudio social contra las instituciones militares.

A %d blogueros les gusta esto: