Press "Enter" to skip to content

Carlos Caicedo encaró a Superintendente de Salud por intervenir hospital en plena pandemia

En las últimas horas un video protagonizado por el gobernador del Magdalena  Carlos Caicedo y el Superintendente de salud Fabio Aristizábal, ha logrado viralizarse en varias redes sociales luego de que el mandatario departamental, junto con otros funcionarios y la prensa local, decidiera encarar al representante de supersalud por motivos de la intervención realizada al Hospital Julio Méndez Barreneche.

La escena muestra a un Caicedo sumamente alterado por lo que, según él, sería un procedimiento realizado de manera subrepticia que buscaría favorecer a grupos políticos de Santa Marta, acusación que no cayó muy bien para el superintendente, quien respondió que no tenía por qué consultarle las decisiones de control de la entidad que dirige.

El intercambio de palabras entre ambos funcionarios públicos se dio en horas de la mañana de este martes, en el que el gobernador del Magdalena se encargó de que estuviera la presencia de medios de comunicación para que quedara un registro audiovisual de lo que para algunos terminó pareciendo una “encerrona” por parte de Caicedo, puesto que entre las distintas críticas y acusaciones que lanzó casi no dejó responder a Aristizábal.

Acusaciones como el haber realizado el procedimiento de forma oculta, pues no hizo ninguna clase de notificación, y de haber ignorado las necesidades por la que venía pasando el centro médico durante las pasadas administraciones que estaban, según Caicedo, “en manos de la clase política corrupta” como el caso de la familia Diazgranados, fueron algunas de las acusaciones que quedaron grabadas.

No obstante, el superintendente Aristizábal hizo caso omiso a todos los señalamientos de los que fue objeto en cuestión de segundos, tratando de apaciguar los ánimos del mandatario y tratando de explicar el porqué de varias de sus acciones, como el haber llegado sin anunciarse o los tiempos que lleva el mismo proceso de intervención del hospital, que se vendría desarrollando desde el año pasado, época en la que Caicedo no era gobernador del departamento.

“No voy a permitir que me irrespete. Una intervención no se avisa. La auditoría se hizo en octubre y noviembre. No vengo a entregárselo a nadie. No tomo decisiones porque usted me lo pida. Los hallazgos son del año pasado”. afirmó Aristizábal para luego marcharse.

A %d blogueros les gusta esto: