Press "Enter" to skip to content

Alberto Linero confiesa que vive en una relación de pareja tras ser celibe por 49 años

El exsacerdote contó el rumbo que ha tomado su vida luego de dejar su vocación sacerdotal para continuar su vida al lado de una mujer y disfrutar de la vida en pareja.

Alberto Linero fue conocido en todo el país como ‘El padre Linero’, un sacerdote de gran carisma que se ganó a millones de colombianos con sus apariciones en televisión, donde acercaba a las personas con Dios por medio de sus mensajes reflexivos, al igual que lo conseguido con sus libros ‘El Man está vivo’, que tuvieron muy buena acogida.

Sin embargo, Linero sacudió al país al anunciar su retiro del oficio sacerdotal para luego comentar que estaba saliendo con una mujer, lo que le causó muchas críticas en algunos sectores. Sin embargo, el exsacerdote se manifestó recientemente sobre su vida actual y afirma encontrarse feliz, sin importar la opinión de los demás y asegurando que sigue siendo un hombre entregado a Dios.

“Todo fue difícil. No fue fácil dejar el ministerio presbiteral que había ejercido por 25 años”, contó Linero en entrevista con el medio digital Pulzo, comentando además que se siente satisfecho con lo que ha logrado en su vida y sigue muy activo en la vida religiosa que es lo que más lo apasiona.

Otro aspecto mencionado por el exreligioso fue los cambios que ha tenido su vida en terminos sentimentales, afirmando haber sido célibe durante 49 años “con firmeza, claridad, honestidad y transparencia”, pero que, pese a lo dificil que fue tomar la decisión, ahora se encuentra muy feliz viviendo en una relación de pareja.

En términos profesionales, Linero también comentó los cambios que ha vivido pues al dejar el sacerdocio también tuvo que asumir otras responsabilidades y diferentes formas de encarar su trabajo como opinador con una mirada desde lo espiritual y religioso, dejando de lado sus obligaciones con la iglesia y trabajando de lleno con Caracol Televisión y en Blu Radio, cambiando las dinámicas a las que estaba acostumbrado antes y asumiendo nuevos retos.

“Yo sigo siendo un hombre católico de fe, un servidor, alguien que quiere ayudar a los demás y busca el perdón y la reconciliación”, explicó el sacerdote retirado (…) Uno tiene que ser dueño de sus acciones, no se puede vivir para agradar a los otros. Yo vivo para construir mi vida y, si tengo que romper estereotipos, los hago. No dejes que los otros te obliguen a vivir como no quieres”, concluyó Linero.

Be First to Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: