Press "Enter" to skip to content

“¿Usted qué hace acá?”: captan en video discusión entre Coronel y agente que habría iniciado disturbio

La discusión entre ambos uniformados sería por la presencia ilegal del patrullero en la manifestación, pues no hacía parte del operativo que la acompañaba.

Bogotá vuelve a ser testigo de un accidente contra un manifestante, luego que este perdiera un ojo a causa del impacto de un gas lacrimógeno lanzado por miembros del Esmad, durante una trifulca que se dio entre manifestantes y un patrullero de la Policía que, al parecer, habría insultado golpeado a algunos manifestantes que participaban de forma pacífica.

Según afirman algunos testigos, el uniformado habría hostigado a los manifestantes por medio de varios insultos así como de una actitud amenazante desde su vehículo, el cual, luego de parquear en un lugar, fue derribado por los marchantes en señal de protesta contra el uniformado.

Sin embargo, al tumbar la motocicleta, los miembros del Esmad interpretaron la acción como un intento de vandalizar el vehículo por parte de los manifestantes, por lo que arremetieron con gases antidisturbios para despejar a la multitud y cuyos impactos dejaron heridos a cuatro jóvenes, entre ellos Gareth Steven Sella, quien perdió uno de sus ojos.

Tras el incidente, el patrullero permaneció en una de las calles junto con los demás miembros de la Policía, hasta que el coronel Edgar Cárdenas se percató de lo ocurrido. La escena en la que se encuentran los uniformados fue captada por un periodista que estaba cubriendo la escena y que alcanzó a captar el tenso momento entre ambos.

El video muestra cómo Cárdenas le pide que llegue hasta el lugar para luego preguntarle porqué se encontraba ahí, ya que él no hacía parte del grupo de policías que fueron designados para verificar y controlar la marcha, a lo que este respondió con que “se encontraba en el restaurante” sin dar mayor explicación.

Justo en ese momento los uniformados se percatan que están siendo grabados, por lo que el coronel Cárdenas encara al ciudadano y le dice que no tiene porque estar grabando ya que es un asunto interno de la Policía, a lo que este le responde que es periodista. Al final el uniformado le repite que el tema no le incumbe y se retira mientras el periodista le pregunta porqué estaba ahí el patrullero.

A %d blogueros les gusta esto: