Press "Enter" to skip to content

Uribe rechaza propuesta de porte de armas presentada por María Fernanda Cabal

Contrario a lo que muchos pensaban, el líder del Centro Democrático no concuerda con la iniciativa que defiende la senadora Cabal, algo que le resta mucha fuerza al proyecto.

El debate sobre la posibilidad del porte legal de armas para los civiles se ha reactivado luego del proyecto presentado por la senadora María Fernanda Cabal y el representante a la Cámara, Chistian Garcés, ambos del Centro Democrático, quienes consideran como un derecho el poder hacer uso de esos elementos para la legítima defensa, teniendo en cuenta el aumento en la delincuencia y la violencia en gran parte del territorio nacional.

No obstante, lo que parecía un proyecto que sería acompañado por todo el uribismo acaba de sufrir su primer tropiezo al no contar con el apoyo del expresidente y líder natural del Centro Democrático, Alvaro Uribe Vélez, quien fue consultado al respecto y manifestó su preocupación al generalizar un tema tan delicado y que merece un mayor análisis.

Las declaraciones del exmandatario sobre el tema las hizo por medio de su cuenta de Twitter, donde dejó ver sus inquietudes por el proyecto de Cabal y prefirió acompañar la posición del Consejero Presidencial para la Seguridad Nacional, Rafael Guarín, quien ha rechazado la propuesta en repetidas ocasiones explicando el peligro que representa para la seguridad de los colombianos.

“Tema muy delicado, no pidamos generalización de porte de armas, manteniendo el decreto de desarme se puede pedir a las brigadas agilizar los permisos excepcionales y por razones plenamente justificadas”, comentó el exmandatario, citando además un trino de consejero presidencial en el que afirma: “El camino no es armar a los colombianos, ni promover la compra, ni el porte de armas. Las armas no son derecho en Colombia, conforme a la Constitución”.

Sobre el pronunciamiento del expresidente Uribe, algunos tuiteros comentaron cómo la contradicción dentro del partido se da en un momento complicado para el Centro Democrático, teniendo en cuenta que el partido sigue en la búsqueda de un candidato para las elecciones presidenciales de 2022, lo que deja ver que si la senadora Cabal tenía aspiraciones, habría perdido puntos dentro de su bancada con su proyecto.

A %d blogueros les gusta esto: