Press "Enter" to skip to content

“Tufillo racista” por parte del presidente Duque a los indígenas, comentó Duzán

La periodista dejó una serie de reflexiones luego de la llegada de la Minga indígena a Bogotá y la actuación del Gobierno Nacional frente a esto.

En su columna de este fin de semana, la periodista María Jimena Duzán comentó los aspectos más notables que dejó la visita de la Minga indígena y la forma en que ejercieron su derecho a la protesta, el cual se vio cuestionado desde antes de arrancar por acusaciones sobre supuestos infiltrados de grupos guerrilleros, así cómo de supuestas ideologías que buscaban desestabilizar la gobernabilidad del actual Gobierno.

Sin embargo, para Duzán la presencia de los líderes indígenas y sus comunidades terminó por afectar al presidente Iván Duque, debido a su propia actitud para poder resolver entre las dos partes el pliego de peticiones, enviando a funcionarios en representación y no asistir a la cita que vienen reclamando desde que llegó al poder, lo que para la periodista deja entrever una actitud algo racista por parte del mandatario.

“Hoy las mentiras de Duque no se justifican con dogmas del pasado porque ya nos liberamos de sus miedos. Mucho menos sus salidas del forro con tufillo racista como la que tuvo con la minga indígena (…) En la medida en que este Gobierno se radicaliza y va mostrando su tinte autoritario crece en el país el repudio por el despotismo y el abuso de poder”, comentó Duzán tan solo arrancando con el texto.

Con el título “La Polombia de Duque”, la columnista de Semana explica cómo el presidente Duque se está enfrentando al inconformismo de la ciudadanía debido a su reiterada forma de hacer política en favor del “mundillo de los uribistas”, para luego reclamarle su desinterés por los problemas y las necesidades que afectan a las minorías en el país, al tiempo que miembros del partido de gobierno y algunos uribistas tildan a quienes protestan de “vagos” o de gente interesada en generar odios.

Duzán incluso mencionó los problemas de otras minorías como la comunidad LGBTI o las peticiones de los colectivos feministas, a quienes también el mandatario les ha hecho varios desplantes o directamente ha pasado de largo a sus necesidades, afirmando que: “las mujeres no vamos a dejar que nos devuelvan al pasado simplemente porque nos quieren imponer el mismo discurso de exclusión y negacionismo”.

A %d blogueros les gusta esto: