Press "Enter" to skip to content

Tribunal revivió uso de gases lacrimógenos como forma de dispersar multitudes

La decisión se da luego de la suspensión de dicha práctica lograda a través de una tutela, la cual estaría basada en un trabajo estudiantil.

Pese a la insistencia de muchos sectores de eliminar el uso de gases lacrimógenos durante las jornadas de protestas en la capital, y pese a que ya había sido suspendida el año pasado por una acción de tutela, el Tribunal Superior de Bogotá determinó que en que los argumentos planteados para hacer efectiva la prohibición estaban validadas por un “trabajo de clase”.

De esa manera, la decisión del tribunal fue la de tumbar el fallo de la tutela establecida en noviembre de 2020, en la cual se ordenaba al Ministerio de Defensa y al presidente de la República, Iván Duque, de suspender el uso de gases lacrimógenos en cualquier jornada de protesta que se diera en medio de la emergencia sanitaria provocada por la pandemia.

Cabe recordar que el argumento principal que manejó la tutela para pedir la suspensión de los gases lacrimógenos fue que estos podrían aumentar el riesgo de contagio por Covid-19 por su composición y efecto en las personas, más aún teniendo en cuenta que se usarían en eventos que suelen contar con centenares de asistentes.

Aquella tutela contó dentro de su documentación con un análisis realizado por parte de un grupo de estudiantes de séptimo semestre de medicina de la Universidad de Valparaíso en Chile, y que se hizo vital para que el fallo fuera positivo. No obstante, debido a ser un estudio realizado por estudiantes y no ser una publicación oficial hizo que el tribunal desestimara lo advertido en ella, considerando que una decisión de tal magnitud no podía ser tomada por un trabajo académico.

Finalmente, el fallo del Tribunal Superior echó para atrás la decisión y compartió las valoraciones hechas desde la Procuraduría, Ministerio de Defensa y Presidencia de la República, en la que insisten que no se estaría vulnerando los derechos ciudadanos de nadie y que son actos protocolarios que realizan las autoridades para preservar y mantener el orden público.

A %d blogueros les gusta esto: