Press "Enter" to skip to content

Policía Nacional prohibió uso de armas de fuego a sus miembros durante manifestaciones

La medida busca calmar los ánimos que existen actualmente entre la ciudadanía y la fuerza pública, luego de los fuertes disturbios de la semana pasada.

A raíz de los problemas de orden público generados por los métodos usados por miebros de la Policía Nacional para controlar las manifestaciones del 9 y 10 de septiembre, dónde se evidenció un uso indiscriminado y altamente peligroso de armas de fuego contra la población, la institución ha tomado medidas para evitar que la violencia escale a esos niveles.

Así lo afirmó el general de la Policía, Óscar Atehortúa, dejando claro que para las próximas manifestaciones del 21 de septiembre, que están programadas en varias ciudades de país, los miembros de la Policía harán presencia como es habitual, cumpliendo con sus obligaciones como agentes del orden, sin embargo, no tendrán autorizado usar armas de fuego como forma de controlar y dispersar a los manifestantes.

Igualmente, Atehortúa comentó como están en los planes de la Policía el contactarse con las organizaciones y defensores de derechos humanos, que tienen programado participar en la manifestación. La idea del director de la institución es que esas personas sirvan como garantes de que las condiciones de protesta sean respetadas por parte de las autoridades.

Asimismo, el general explicó otra estrategia planteada para brindar garantías a los marchantes, la cual consiste en que los comandantes de la Policía a nivel nacional deberán reunirse lo antes posible con las alcaldías para evaluar de manera detallada las propuestas que permitan reducir cualquier tipo de alteración al orden o generador de violencia, como lo son las medidas de ‘Ley seca’, la reducción de movilidad cerca de sistemas de transporte masivo entre otras.

No obstante, Atehortúa no descartó la presencia de grupos ilegales infiltrados en las manifestaciones, afirmando que seguirán las investigaciones para capturar a los responsables de impulsar la violencia y los actos vandálicos, adelantando que ya existe, varios equipos especializados que estarán trabajando en la identificación de esos personajes.

«Hay amenazas públicas y colectivos urbanos que pretenden realizar actividades extremistas, pero la Policía Nacional combatirá cualquier acción criminal (…) Con base en las informaciones recibidas hemos dispuesto que se abran 77 investigaciones disciplinarias y confirmar que 14 policías habrían utilizado armas de fuego durante las manifestaciones de la semana pasada», comentó el alto mando.

A %d blogueros les gusta esto: