Press "Enter" to skip to content

Peajes dentro de las ciudades y otros “micos” dentro de la Reforma Tributaria

La lectura del primer borrador conocido de la reforma tributaria preparada por el Gobierno ha generado gran indignación por varios aspectos que encarecen aún más el costo de vida.

Crecen las preocupaciones en torno a la reforma tributaria lanzada por el Gobierno Nacional y que será estudiada por el Congreso de la República, pues desde ya se sabe cómo el proyecto busca recaudar más recursos para continuar con los programas de asistencia social, aunque eso tenga consecuencias en el bolsillo de la clase media y baja, quienes deberán hacerse cargo de varias alzas en impuestos.

Sumado a esas preocupaciones, en las últimas horas varios periodistas y analistas han ido publicando distintas irregularidades presentes en el primer borrador del proyecto, el cual tendría varios cambios que representan un mayor golpe al bolsillo de los colombianos del que se esperaba, como lo es el cobro de renta y los márgenes que se manejarán a partir del próximo año.

Así lo comentó el periodista Ricardo Malagón, quien, a través de su cuenta de Twitter, compartió un hilo de trinos en donde se mencionan algunos de los detalles más preocupantes dentro del texto revelado, el cual acusa de usar un lenguaje suave y lleno de eufemismos para restar gravedad al aumento de los impuestos para gran parte de la población.

“El texto plantea que las personas naturales empezarían a pagar renta cuando la renta líquida gravable sea de 800 UVT anuales, (hoy 2’420.000 pesos mensuales) y desde el 2023 a partir de 560 UVT anuales (equivalentes hoy a 1’694.000 pesos mensuales)”, señaló el periodista.

Asimismo, otro aspecto señalado por Malagón y otros opinadores sobre el borrador es un “mico” que puede permitir que los gobiernos locales autoricen la creación de peajes urbanos, los cuales son de los puntos más preocupantes para el colombiano de a pie, ante la posibilidad de que sus gastos se eleven considerablemente por el solo transporte interno.

“Crea el impuesto nacional a vehículos que sustituiría al de la Ley 488 de 1998. Contempla que las ciudades capitales puedan con previa autorización del concejo municipal o distrital, instalar peajes dentro de su jurisdicción en las vías que se encuentren a su cargo”, advierte Malagón en su hilo de trinos.

Be First to Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: