Press "Enter" to skip to content

Multan a ciudadano que salió a buscar una bala de oxígeno para un familiar

El bochornoso episodio ha causado indignación en todo el país por la intransigencia de las autoridades ante la eventualidad en la que se encontraba el ciudadano.

El aumento de casos positivos de Covid-19 en el país ha causado que en algunas ciudades se vuelvan a aplicar medidas restrictivas con la idea de reducir nuevos casos, sin embargo, las autoridades estarían aplicando las medidas correctivas sin un criterio adecuado, tal como denuncia un habitante de Barranquilla.

El ciudadano afirma que, debido a un problema de salud vivido por un familiar, tuvo que salir en su carro a buscar una bala de oxígeno por unos problemas que aquejan a un familiar, sin embargo, como el carro fue usado luego de las 6 de la tarde las autoridades de tránsito le impusieron un comparendo, sin importar las razones del ciudadano.

El hombre fue identificado como Eliseo Oliveros, quien grabó su encuentro con los uniformados, explicándoles por qué tuvo que salir pues era necesario conseguir una bala de oxígeno para un familiar suyo que padece de Covid-19 y cuyos problemas respiratorios de habían agravado, lo que fue ignorado por los agentes que explicaron que debía ser multado por violar el toque de queda y por no contar con documentación que lo vincule con una EPS para justificar el transporte del oxígeno en el vehículo.

Pese a la explicación dada por Oliveros y el delicado estado de salud de su familiar, los agentes terminaron por sancionarlo en la carrera 53 con 82 luego de salir de la EPS dónde consiguió el oxígeno. Oliveros explicó además que esa fue la única alternativa que tenía, pues esa entidad no está realizando domicilios debido a los pocos insumos con los que cuentan actualmente.

El ciudadano compartió el vídeo en su cuenta de Twitter, agregando un mensaje sobre lo ocurrido. «DENUNCIA PÚBLICA Luz giratoria de coches de policía
Hoy fui víctima del abuso de poder por parte de la policía de Barranquilla. a un familiar que presenta complicaciones de salud y por sorpresa me abordan dos patrulleros con actitud altiva ignorando la documentación que me permite ser exceptuado del toque de queda. Al patrullero “Andrés Arévalo” le facilité las pruebas suficientes para justificar la razón por la que yo estaba circulando en la ciudad y aún así de manera inhumana procedió a implementar el comparendo».

Lea aquí el trino con información.

A %d blogueros les gusta esto: