Pulsa «Intro» para saltar al contenido

“Mis días están contados”: Abelardo de la Espriella se retira del derecho

El conocido abogado sorprendió a todos sus seguidores de redes sociales sobre el cambio que va a hacer en su vida, dejando atrás una carrera bastante notoria en el ámbito nacional.

Luego de 23 años de carrera, el reconocido y mediático abogado Abelardo de la Espriella, anunció su retiro de su oficio, explicando que actualmente tiene varios proyectos y que en un corto período de tiempo le gustaría dedicarse de lleno a cosas diferentes a las que venía haciendo en los últimos años.


“Debo reconocer que mis días en el derecho están contados. Yo el próximo domingo cumplo 44 años, de los cuales he pasado casi 23 ejerciendo derecho, más de la mitad de mi vida”, declaró el jurista, quien fue entrevistado esta mañana en Caracol Radio, contando detalles sobre lo que le depara el futuro.


Pese a no aclarar cuál será su siguiente paso dentro de su vida profesional, el abogado dejó entrever que le gustaría hacer algo ligado a las varias actividades que hacía por fuera de su trabajo hace algunos años. “Yo he desarrollado habilidades en otras áreas, comerciales e intelectuales. Además, escribo y me gusta la música, tengo muchos proyectos y tengo que estar reinventándome todo el tiempo. Creo que he cumplido un ciclo en el derecho”.


Igualmente, se mostró muy orgulloso de todo lo conseguido en su carrera profesional, destacando entre otras cosas, la defensa del expresidente Álvaro Uribe Vélez.“He hecho las cosas como hay que hacerlas, he fundado una gran empresa de abogados, tengo unos socios maravillosos que pueden seguir con ese legado”.


Sobre su relación con el exmandatario, De la Espriella dejó en claro que desde el lugar en el que esté siempre estará dispuesto a defender el legado de Uribe. “Los últimos trabajos que me quedarán son precisamente estos, que me llenan de tanta satisfacción como es defender el legado del gran colombiano, que siento que es un deber moral y deber profesional”, contó el ahora exabogado a la emisora.