Press "Enter" to skip to content

Miembros del Ejército asesinan mujer trans luego de disparar contra una auto en movimiento

Según advierte el tripulante del automóvil, luego de pasar por un reten un uniformado decidió disparar contra el vehículo causándole la muerte a su compañera.

Un grave hecho se presentó en la carretera que comunica al corregimiento de Guatemala con el municipio de Miranda, en el departamento del Cauca, luego que un grupo de viajeros fuera atacado por dos soldados luego de ser requeridos de forma sorpresiva por miembros del Ejército Nacional, que procedieron a arremeter contra el vehículo para luego excusarse en que el vehículo no se detuvo tras su orden.

Los disparos de los uniformados le costaron la vida a una mujer Trans que iba de tripulante en el asiento del copiloto, luego de que uno de los proyectiles le impactó en la cabeza, causando pánico entre los ocupantes del automotor que, entre gritos y llanto, no explican qué pudo haber motivado a los uniformados para justificar el ataque con arma de fuego.

Según información compartida por medios locales, la víctima fue identificada como Carlos Julio Giraldo Díaz, quien era parte de la comunidad LGTBI, ahora identificándose como Juliana Giraldo Díaz, de 38 años, quien acompañaba a su pareja en un viaje junto a otros amigos. Luego de pasar por una parte de la carretera salieron del monte los soldados hacia la vía y que entre lo caótico del momento decidieron disparar.

«Me mataron a Juliana. Ese man (uno de los soldados) le pegó un tiro en la cabeza (…) Por favor, ayudenme a hacer viral este vídeo, el Ejército me acabó de matar a mi mujer», contó el conductor del vehículo, quien grabó con su celular toda la escena al tiempo que pedía ayuda a los conductores que pasaban cerca del lugar para luego ser encarado por uno de los soldados al que se le escucha decir “porqué no paró”, a lo que este responde que efectivamente había parado tras su orden.

Por otra parte, los pobladores del lugar comentaron cómo el ataque por parte de los soldados contra el automóvil se presentó a tan solo 1 kilómetro del casco urbano de Miranda, explicando que en el lugar no había instalado ningún retén del Ejército haciendo más confuso el hecho.

Ves aquí un video del momento.

A %d blogueros les gusta esto: