Press "Enter" to skip to content

“Mi hija ni siquiera salió de la habitación”: Fiscal Barbosa defiende su viaje a San Andrés

El Fiscal General respondió a las críticas que le han llovido luego de confirmar que su viaje a la isla de San Andrés lo hizo acompañado con varios miembros de su familia.

No paran las críticas en contra del Fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa, pues luego de su sospechosa visita a la isla de San Andrés, se conoció que junto a él viajó su esposa, su hija y una amiga de ella, razón por la que se le acusa de haber usado el viaje como excusa para vacacionar, lo cual sería un malgastado recursos del Estado para intereses personales.

Por tal razón, Barbosa fue denunciado por el representante a la Cámara, Mauricio Toro, ante la Comisión de Acusaciones, donde deberá aclarar si violó algún tipo de norma penal o disciplinaria luego de usar la excusa de un viaje oficial como funcionario para llevar a sus cercanos a vacacionar, sumándole al hecho las medidas de aislamiento inteligente a causa del Covid-19.

Ante el hecho, Barbosa se defendió ante la polémica que ha suscitado su viaje y explicó que por su parte no se realizó ningún tipo de irregularidad para permitir el viaje. Por una parte, el Fiscal confirmó que su hija y una amiga de ella si viajaron con él, pero que antes de eso consultó si había algún tipo de impedimento. 

“Mi hija me comentó que quería viajar conmigo, yo solicité las informaciones respectivas legales a propósito de eso y no existe ningún tipo de problema disciplinario ni penal respecto al traslado de mi hija y la menor que la acompañó, ni a mi esposa que estuvo cumpliendo unas funciones en el marco de sus actividades”, comentó Barbosa.

Igualmente, Barbosa afirmó que su viaje a la isla junto con el Contralor General, Felipe Córdoba, se trató de una comisión oficial que ambas entidades habían programado previamente, desmintiendo varios comentarios que se han hecho al respecto, que insinúan que la visita de ambos solo tuvo como objetivo el “irse de paseo” junto a sus familias y que además su hija y su amiga nunca salieron de la habitación en la que se hospedaron.

“Jamás expondría a mi hija a una situación que tenga que ver con peligro sanitario ni paseo alguno, de entrada decirles que no hay restaurantes, no hay comercio, no hay playas abiertas (…) es una niña que es culpabilizada por acompañar a su papá, ni siquiera salió de la habitación. Solamente me estaba acompañando. Si el objetivo es apedrearme públicamente por querer a mi hija, por ser padre de familia y por acompañarme, recibo las piedras con tranquilidad,” afirmó el fiscal.

A %d blogueros les gusta esto: