Press "Enter" to skip to content

Enrique Peñalosa calificó de «matoncitos» a manifestantes que salieron a la Plaza de Bolívar el 16D

El pasado lunes 16 de diciembre se realizó un cacerolazo pacífico en la Plaza de Bolívar en contra de la Reforma Tributaria, que impulsa el gobierno de Iván Duque. Sin embargo pese a los pedidos de los colombianos para que no se apruebe la reforma, la Cámara de Representantes le dio su aprobación al proyecto.

Ante las manifestaciones pacíficas en contra de la Reforma Rributaria, el alcalde Enrique Peñalosa arremetió en contra de quienes asistieron a la Plaza de Bolivar. Según Peñalosa, los manifestantes han afectado al resto de la población. Esto debido a que no se pudo llevar a cabo un evento que la alcaldía tenía programado en la Plaza.

A través de su cuenta de Twitter, el mandatario de la capital llamó «matoncitos» a quienes manifestaron en contra de la reforma Tributaria.

«Una centena de matoncitos que protestaban en contra de la reforma tributaria impidió que anoche se hiciera una presentación del espectáculo de Navidad y que las otras dos se hicieran con artistas, afectando a varios miles de ciudadanos, familias, niños, abuelos». escribió Peñalosa.

Ante la manera como se refirió el alcalde a los manifestantes, varios usuarios de la red social hicieron fuertes críticas al saliente alcalde, por lo que horas mas tarde el trino fue borrado de su cuenta de Twitter.

Después de borrar el trino, el alcalde Enrique Peñalosa, trató de justificarse a través de una serie de trinos que publicó horas más tarde, en los que de igual manera críticó a quienes participaron de las manifestaciones en contra de la Reforma Tributaria, en el marco del Paro Nacional.

El alcalde de la capital del país, expresó dijo que los grupos de manifestantes no «tienen derecho de matonear los derechos de miles». «¿Los derechos son solo para ellos?» se cuestionó.

Sin embargo, sus explicaciones no fueron bien recibidas en redes sociales, recibiendo una gran cantidad de críticas. Los ciudadanos hicieron énfasis en que no es posible que un alto funcionario, como lo es el alcalde, trate de «matoncitos», a quienes ejercen su derecho a la protesta pacífica.

A %d blogueros les gusta esto: