Press "Enter" to skip to content

Gobierno de Petro entrará reformando varios de los subsidios que existen actualmente

La nueva administración busca cambiar la política de entrega de ayudas económicas, con la intención de lograr ayudar a un número mayor de la población de manera más eficiente.

Entre los numerosos anuncios que se han hecho en los últimos días sobre los cambios que propone el nuevo gobierno del presidente electo Gustavo Petro, está el de la entrega de subsidios y ayudas económicas a las poblaciones más vulnerables del país, algo en lo que hizo mucha insistencia durante la campaña electoral.

Del informe derivado del proceso de empalme del último mes y que contó con varias reuniones entre funcionarios que dejan su cargo en las diferentes entidades del Gobierno y los que llegarán a esos apetecidos puestos, varios puntos con respecto a los subsidios fueron tocados y desde ya se conocen algunos datos fundamentales sobre lo que será la estrategia del gobierno Petro.

Una de las personas más involucradas en ese proceso ha sido José Antonio Campo, ministro de Hacienda designado por el nuevo mandatario, quien fue el encargado de liderar el proceso de empalme y advirtió que los programas de transferencias monetarias o subsidios para la población en condición de pobreza están desfinanciados y deben ser revisados.

No obstante, la intención de la administración entrante es el de poder recaudar 50 billones de pesos con la reforma tributaria para financiar los proyectos sociales que prometió el electo presidente durante su campaña, por lo que se espera es que ya no habrá varios subsidios, sino que se buscará unificar todos en uno solo.

De esa manera, en el informe final fue señalado que el nuevo gobierno desea “mantener la política de transferencias monetarias para la población en condición de pobreza y vulnerabilidad, ampliando su cobertura y monto y unificando las distintas transferencias en un único programa”.

Cabe destacar que el presidente electo aún no ha tomado una decisión final al respecto, pero que durante la campaña fue claro en los tres grupos que recibirán sí o sí un apoyo económico y que son: las mujeres cabeza de hogar y las personas de la tercera edad que no tienen pensión.

A %d blogueros les gusta esto: