Press "Enter" to skip to content

Gobierno afirma que salario mínimo aumentó más que el de los congresistas

Según las declaraciones del Ejecutivo, el aumento porcentual del salario mínimo es superior al que se le otorgó a los congresistas, sin embargo este fue de casi 2 millones de pesos.

Varios de los decretos presidenciales anunciados hace pocas horas siguen causando revuelo, especialmente el aumento de salario a los empleados de la planta del Congreso de la República, incluyendo a senadores y representantes a la Cámara; sin embargo, la explicación dada por el gobierno ha sido a que corresponde a un decreto que debía cumplirse antes de finalizar el 2020.

Pero más allá de la justificación del aumento, el Gobierno Nacional le salió al paso a las críticas explicando cómo se está generando más discusión de la que se debe, puesto que el aumento del salario mínimo es más al de los parlamentarios, aclarando que el incremento corresponde al año 2020 y no al 2021, como lo han creído algunas personas.

«El aumento del salario mínimo para 2020 fue de 6%, mientras que el de los empleados públicos y congresistas es del 5,1% y normalmente, el aumento de los salarios de congresistas y empleados del Congreso se hace en el último trimestre del año y no al principio como a los funcionarios públicos», explicó el Ministerio de Hacienda.

Por medio de un comunicado oficial, el Ministerio de Hacienda defendió el aumento del salario, explicando que este se dio en completa legalidad y respetando la constitucionalidad de los decretos presidenciales, cumpliendo con los requisitos de la Constitución Colombiana y de la ley, siendo además aprobado y vigilado por otros órganos de control nacional.

«La Contraloría General de la República certificó el promedio ponderado de los cambios ocurridos en la remuneración de los servidores de la administración central nacional, para la vigencia fiscal respectiva», señala uno de los apartes del comunicado expresado por la cartera de Hacienda.

No obstante, algunos críticos de la medida han calificado la justificación como simples “tecnicismos” que no obedecen a las necesidades reales del país, más aún después de atravesar varias crisis durante todo el 2020, donde varios sectores siguen esperando un aumento sustancial del salario mínimo para otro año, tema que aún sigue pendiente.

A %d blogueros les gusta esto: