Press "Enter" to skip to content

Fiscal Barbosa viajó con su esposa, hija y una amiga, pero insiste que fue por trabajo

La polémica visita del Fiscal General sigue generando indignación entre los colombianos, más al conocerse que en el viaje también estuvo presente su hija junto a una amiga.

Una de las noticias que recientemente ha generado más indignación en los colombianos fue la visita del Fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa, junto con el Contralor General, Felipe Córdoba, a la isla de San Andrés, donde al parecer su presencia en el lugar se debió más a disfrutar del puente festivo que a motivos propios del cargo de cada funcionario.

Ante la noticia, tanto la Fiscalía como la Contraloría explicaron que el viaje estaba programado en sus respectivas agendas y que tenían varios objetivos marcados en los programas anticorrupción que se vienen adelantando en torno a la pandemia, en los cuales afirman estar adelantando la investigación de supuestos casos de corrupción que se estarían presentando en la isla.

Sin embargo, dicha versión ha sido poco creíble para los medios nacionales debido a que por una parte la rueda de prensa que dio Barbosa durante su visita dejó serias lagunas sobre el trabajo al que llegaron. Por otra parte, la presencia de las esposas de ambos funcionarios hizo más sospechosa su viaje a San Andrés, a lo cual se suma a un nuevo dato revelado por Caracol Radio, en el que se afirma que más familiares del Fiscal General viajaron junto a él.

Según denunció la periodista de Blu Radio, Camila Zuluaga, el controversial viaje de Barbosa y del contralor Córdoba refleja un uso indebido de los recursos del Estado, usando su cargo para facilitar el desplazamiento de su esposa, su hija y una amiga de ella para que viajaran pese a las estrictas medidas de control que existen sobre los viajes aéreos en plena crisis por el Covid-19.

El polémico viaje recuerda el episodio protagonizado por la familia del presidente Iván Duque, en el que se conoció que uno de los aviones presidenciales fue utilizado para transportar a familiares y amigos de la primera dama a la celebración del cumpleaños de su hija en el centro recreacional Panaca, lo que significó para muchos un uso indebido de recursos, aunque el tema al final perdió relevancia.

A %d blogueros les gusta esto: