Press "Enter" to skip to content

Expulsan al senador ‘Manguito’ de su partido por apoyar ideas contrarias a los intereses indígenas

El polémico parlamentario, quien hizo una repentina transición entre el progresismo y el Uribismo, ha terminado sin partido político.

Tras una larga serie de desplantes y de «traiciones» en votaciones de varias plenarias, el partido Alianza Social Independiente (ASI), afirmó que el senador Jonathan Tamayo, más conocido en el país como ‘Manguito’, cometió faltas estatutarias de mucha gravedad y que no representar la identidad ideológica del colectivo.

Ante las evidentes diferencias que existen entre Tamayo y el partido, la ASI publicó un comunicado en el que confirman la decisión de expulsar al parlamentario, luego de ser determinado por el tribunal disciplinario, el comité de ética y el comité disciplinario del mismo colectivo, por reiteradas faltas en su oficio como congresista.

De igual forma, ‘Manguito’ venía ya con una relación muy debilitada con su bancada, producto de su cambio de línea política al haber arrancado en un sector progresista y terminar apoyando y celebrando los proyectos de partidos más tradicionales, como el Centro Democrático, de quienes se suponen deben ser sus contrarios políticos, desacatando las directrices de la ASI.

Recordemos además la curiosa imagen que dejó el senador Tamayo durante la instauración de la nueva legislatura del Congreso, donde el parlamentario compartió al lado del presidente Iván Duque y otros miembros del Centro Democrático, dando la imagen más de un miembro del partido de gobierno que de un colectivo independiente.

Ante la evidente contradicción que representa la presencia de ‘Manguito’ en un partido progresistas, muchos miembros de esos colectivos le han expresado su rechazo en momentos anteriores, como el caso del senador de la Colombia Humana Gustavo Bolivar, quien lo calificó de «traidor» por su apoyo al Uribismo y sus votos en el congreso.

Su expulsión del partido se da luego de haberlo suspendido hace un año, por un periodo de tres meses en los que no pudo votar en el Parlamento por decisión interna, luego de no acatar decisiones del partido y de extralimitarse en sus propias funciones.

A %d blogueros les gusta esto: