Press "Enter" to skip to content

Eliminando mitos de la expropiación: El pago que hara presidente Petro por tierras para inversión social

El mandatario fue claro desde su campaña que en su gobierno no habría expropiación pero que el uso de tierras de manera responsable era algo fundamental.

La llegada de Gustavo Petro al poder fue dada bajo la promesa de cumplir el Acuerdo de Paz que se pactó con la antigua guerrilla de las Farc-EP y con las comunidades víctimas del conflicto armado en Colombia, siendo un claro defensor de la paz, sin embargo su figura siempre estuvo muy relacionada con la izquierda y con las expropiaciones que han sucedido en gobiernos de esa ideología.

Luego de la firma del Acuerdo de Paz hace más de 5 años, la implementación se ralentizó debido en gran parte a la poca gestión que se realizó en la administración del gobierno Duque, que llegó a la Presidencia con la bandera en contra de este Acuerdo. Pero con la presencia de Petro en la Casa de Nariño, el mandatario ya dejó claro su compromiso total con el cumplimiento del acuerdo.

Uno de los puntos principales del Acuerdo de Paz es el de la Reforma Rural Integral, el cual implica una reorganización agraria para entregar 3 millones de hectáreas fértiles a campesinos que fueron despojados de sus tierras durante el conflicto armado, uno de los desafíos más difíciles por cumplir.

Para hacer efectiva esa promesa, el presidente Gustavo Petro ya arrojó algunas claves durante su entrevista para Caracol Televisión durante su estadía en Estados Unidos, sobre cómo se dará la entrega de esas tierras, mencionando también sobre los posibles precios comerciales de las tierras que se buscan recolectar.

Petro afirmó que para la entrega de esas tierras habrá que negociar con los tenedores de esas tierras un precio comercial razonable para que entonces no digan que es expropiación y poder finalmente entregárselas a campesinos que las pongan en uso productivo. “¿Alguien se ha preguntado cuánto valen las 3 millones de hectáreas, o de dónde las vamos a sacar?”, preguntó el mandatario.

El jefe de estado declaró que es necesario comprarlas y que su precio oscila en por lo menos 60 billones de pesos, puesto que el valor comercial por hectárea sería de entre 10 y 20 millones de pesos, aclarando que es necesario cambiar el marco fiscal colombiano para que este trámite se pueda hacer mediante un endeudamiento con los dueños de la tierra.

“¿Qué prefiere Colombia? ¿No hacer la paz, hundirnos en la guerra o cambiar el marco fiscal para podernos endeudar con los señores dueños de la tierra para pasar las hectáreas al campesinado?”, concluyó el presidente Petro.

A %d blogueros les gusta esto: