Press "Enter" to skip to content

¿El buen nombre de Eduardo Díaz Granados?

Dice Julián Quintana que Caicedo atentó contra el buen nombre de Eduardo Diaz Granados, el chiste se cuenta solo.

Otro disparo al pie del exdirector del CTI Julián Quintana fue demandar a Carlos Caicedo por supuestamente atentar contra el buen nombre de su apoderado Eduardo Díaz Granados, como si este señor necesitara de eso para tener el mal nombre que tiene.

Según Quintana es un atentado decir que Eduardo Diaz Granados pertenece a uno de los clanes familiares que ha desangrado a Santa Marta y el Magdalena ¿A caso es mentira que su familia es una de las familias políticas tradicionales de Santa Marta que por años han estado en el poder político y de instituciones públicas desde diferentes frentes?

¿Acaso no es familia de Juan Pablo Díaz Granados uno de los peores alcaldes de Santa Marta, que ha sido investigado por corrupción?, ¿acaso la corporación ambiental del Magdalena, Corpamag no está en manos hace años de un familiar suyo, Carlos Francisco Díaz Granados atornillado en la dirección?, ¿acaso el que quebró el Hospital Julio Mendez Barreneche del Magdalena, no fue un tal Tomás Díaz Granados?, ¿acaso Sergio Díaz Granados íntimo de la élite nacional no es familia suya? y la lista sigue.

Pero bueno, supongamos que toda esa gente no es familia del señor Eduardo y que él está solito en Santa Marta, que no pertenece a ningún clan, que el único político de su familia es él, que ningún familiar suyo ha ocupado el poder o mal manejado instituciones públicas.

Supongamos que el tal clan Díaz Granados no existe, pero es que el señor Eduardo Díaz Granados tampoco es que tenga algo que podamos decir un buen nombre.

¿O es que se le olvida que la Corte Suprema estuvo a punto de quitarle la curul por su relación con Musa Besaile y por corrupción electoral? (Ver publicación de Las2orillas)

O mejor recordemos sus relaciones con la parapolitica y el narcotráfico, ya que él fue el que avaló al ex alcalde de Tenerife Omar Vanegas, investigado por nexos con paramilitares, que además fue capturado y pedido en extradición por narcotráfico, delito por el que estaba siendo solicitado en Estados Unidos desde antes de lanzarse a la alcaldía de ese municipio. (Ve publicación de Las2orillas y Revista Semana)

O le recordamos que fue relacionado con el comandante del bloque norte de las AUC Willian Rivas, como dice esta nota del Heraldo. (Ver publicación de EL HERALDO)

También hablemos de cuando un periodista familiar del él, lo denunció por repartirse el presupuesto de Corpamag con el fin de obtener beneficios electorales, lo irónico es que ese periodista que antes veía a Eduardo como un corrupto hoy le sirve de amplificador de sus ataques mediáticos contra Carlos Caicedo. (Ver publicación en Blogs El Espectador)

Y así se mueve la cosa política por estos lados, esto es lo que el exdirector del CTI, Dani Julián Quintana, le llama «buen nombre» quién pa’ más piedra, –como dice uno por acá, –es otro que también tiene rabo de paja y que perdió su buen nombre hace rato, recordemos todas las investigaciones y escándalos en los que estuvo involucrado como funcionario de la Fiscalía.

Quintana, no se engañe, ni pretenda meternos los dedos en la boca, el señor Eduardo Díaz Granados hace rato perdió su buen nombre, cuando en Santa Marta y en el Magdalena se habla de ese apellido, de pícaros y corruptos no los bajan.

A %d blogueros les gusta esto: