Press "Enter" to skip to content

«¡Desagradecidos!» Vicky Dávila arremete contra quienes critican los abusos de la Fuerza Pública

La periodista Vicky Dávila, dedicó su habitual columna de opinión a defender a la fuerza pública y llamó «desagradecidos» a quienes han criticado a las autoridades por los abusos que se cometieron en contra de los manifestantes que participaron durante las protestas en el marco del Paro Nacional.

«No sigamos alimentando la rabia contra miles de soldados y policías, que lo único que hacen es poner en peligro su vida para protegernos. Se nos olvida que sin ellos seríamos un país inviable», expresó la periodista para empezar su columna.

La periodista lamentó lo ocurrido con el joven de 18 años, Dilan Cruz que murió tras recibir un impacto en la cabeza por parte de un miembro del Esmad, mientra participaba de las protestas en las que se piden mejor oportunidades para la educación en el país.

Vicky Dávila pidió a los colombianos que para que no se emprenda una campaña de odio en contra de las autoridades, en especial de la Policía Nacional. La periodista recordó varios sucesos en los que muchos miembros de la Policía han perdido la vida por combatir a criminales.

La periodista aseveró que «sin ellos seríamos un país inviable. Se nos olvida que en su mayoría son los mejores y los más buenos. Se nos olvida que los necesitamos». Y agregó «¡No hay derecho a que seamos tan desagradecidos!».

Algo que llamó la atención y que tampoco ha caído bien entre sus críticos, es que la periodista se mencionó que la sociedad colombiana no debe quedarse solo con la imagen de los falsos positivos por parte de la Fuerza Pública.

«La imagen de la fuerza pública colombiana no se puede quedar en los falsos positivos, el abuso de autoridad y la corrupción. Es cierto que algunos han manchado el uniforme y deben comparecer ante la justicia», expresó Vicky Dávila.

Para finalizar, la periodista agradeció al Ejercito y a la Policía: » Hoy desde esta columna les digo gracias a todos los soldados y policías, sepan que muchos nos sentimos orgullos de ustedes y que su sangre también nos duele».

A %d blogueros les gusta esto: