Press "Enter" to skip to content

Defensa de Uribe pide considerar como ‘chuzadas’ las interceptaciones de Corte Suprema a su cliente

El reciente escándalo sobre las interceptaciones realizadas por miembros de Ejército Nacional contra periodistas, políticos y otros uniformados, parece haber puesto «de moda» el término ‘chuzadas’. Pues ahora es la defensa del expresidente Álvaro Uribe Vélez afirma que su cliente fue víctima de esta misma práctica por parte de la Corte Suprema de Justicia.

Recordemos que el teléfono del senador Uribe fue interceptado con una orden para acceder a las comunicaciones del excongresista Nilton Córdoba, y aunque la Corte ha dicho en varias ocasiones que se trató de un error al no haberse presentado irregularidad alguna en el proceso, la defensa del líder del Centro Democrático mantendrá su versión sobre cómo dicha operación fue una ‘chuzada’.

El equipo de abogados del senador y expresidente está conformado por sus ya viejos colaboradores Jaime Granados y Jaime Lombana, quienes insisten en que ciertas pruebas que se tienen contra Uribe fueron obtenidas ilícitamente por decisiones tomadas por la misma Corte. Por su parte, el alto tribunal insiste en que la serie de interceptaciones realizadas al teléfono del exmandatario fueron obtenidas de manera “imprevista e inevitable”, producto de la investigación contra el excongresista chocoano Nilton Córdoba, en 2018.

Luego de haber adelantado varios procesos referentes a la defensa de Uribe, los abogados Lombana y Granados concluyeron en que la Fiscalía debe esclarecer los hechos, incluso pidieron que se judicialice a los responsables de la «chuzada», comentando todo por medio de un comunicado público.

“Presentamos ante el despacho del señor fiscal general una solicitud encaminada a que se imputen cargos en contra de varios funcionarios del CTI, así como de antiguos servidores de la Rama Judicial que tuvieron participación, por acción y por omisión, en la interceptación telefónica de la que fuera víctima el expresidente Uribe entre el 9 de marzo de 2018 y el 9 de abril del mismo año (…) El país conozca la verdad de lo sucedido”, comentó el equipo de abogados.

Queda por ver qué concluye la Fiscalía sobre la supuesta chuzada, pues recordemos que la Corte Suprema ha dicho en reiteradas ocasiones que efectivamente se dieron interceptaciones al expresidente Uribe y que ese abonado telefónico aparecía registrado, de manera reiterada, “como dato de contacto del Representante a la Cámara” Milton Córdoba y no como el del expresidente.

A %d blogueros les gusta esto: