Press "Enter" to skip to content

Corte ordena a MinDefensa pedir perdón a los colombianos por abuso de la fuerza durante protestas

El Alto Tribunal tomó varias decisiones que buscan velar por los derechos de los manifestantes, comenzando con un compromiso por parte de las autoridades de evitar conductas violentas.

En un fallo histórico tomado por la Sala de Casación Civil de la Corte Constitucional, se tuvieron en cuenta distintas problemáticas y denuncias presentadas en el país por la forma en los miembros de la Policía y el Esmad se han desempeñado durante las jornadas de protestas de los últimos dos años, dando una serie de reformas y consideraciones para garantizar los derechos de los marchantes.

Uno de los puntos más importantes que se mencionan en el fallo se refiere al uso de escopetas calibre 12, que se hicieron famosas en el país a finales de 2019, luego de conocerse que un miembro del Esmad la accionó contra Dilan Cruz, causándole la muerte. Cerca de haberse cumplido un año de la muerte del joven, el Alto Tribunal ordenó la suspensión del uso de esa arma como elemento para dispersar protestas.

Las 171 páginas que componen el fallo advierten además una serie de órdenes al gobierno del presidente Iván Duque, para que se adelante una reestructuración de las instituciones debido al uso desmedido de la fuerza estatal durante las protestas y manifestaciones civiles, las cuales deben ser respetadas al estar amparadas en la Constitución Nacional.

Entre las órdenes que la Corte le ha dado al Gobierno, una de las más contundentes fue el pedir explícitamente que el Ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, tenga que ofrecer disculpas públicas a nombre de la cartera que dirige y como representante del Gobierno Nacional debido a los excesos de fuerza que se dieron durante las protestas del Paro Nacional.

La decisión se da luego de un estudio por parte de la Alta Corte de las pruebas y demás elementos entregados por estudiantes, profesores, líderes sociales y demás participantes de las marchas, dónde queda en evidencia que el Gobierno en colaboración con la Policía Nacional han vulnerado los derechos de miles de personas en todo el país por medio de maniobras excesivas para controlar a las multitudes y que han causado decenas de heridos y algunos fallecidos, como el caso deDilan Cruz.

«No todo acto desafiante constituye violencia y, en esa medida, tal conducta está bajo amparo del derecho a la protesta. Además, si la misma se enmarca en ese terreno, ello no faculta a la fuerza pública a actuar desmedidamente ni tampoco a causar lesiones ni a realizar arrestos sin el pleno cumplimiento de los lineamientos legales. (Un país sin derecho a la protesta) es el escenario propicio para que florezcan las dictaduras y, consigo, la vulneración masiva de los derechos humanos», advierte el gallo de la corte.

A %d blogueros les gusta esto: