Press "Enter" to skip to content

Coronell relata el drama de familias clase media-alta y sus pensamientos suicidas durante cuarentena

Aunque el periodista y columnista Daniel Coronell ya no hace parte de Revista Semana, sus publicaciones siguen teniendo gran recepción en el país. Desde el espacio bautizado ‘Los Danieles’ que comparte con el también columnista y humorista político Daniel Samper Ospina, Coronell compartió un texto que revela uno de los dramas con menor seguimiento mediático durante esta cuarentena, sobre los efectos económicos y psicológicos que ha producido la cuarentena en la clase media alta.

Bajo el título ‘El nuevo pobre’, Coronell comparte el relato de un hombre de familia que padece los efectos de la pandemia en su economía y la de toda su familia. El texto con más carácter literario que periodístico, nos muestra al protagonista del relato, el cual se nos presenta como Ricardo sin dar mayor detalle, ya que su caso es similar al de muchas personas de su condición económica que no desea que se conozca sus dificultades.

Este drama familiar que nos presenta el excolumnista de Semana, hace una detallada descripción de la situación que padecen la familia de Ricardo, cuyos ingresos se han visto afectados por el aislamiento obligatorio, sin embargo no pueden acceder a ningún tipo de ayuda económica ni pública ni privada, hecho que los obliga a gastar los ahorros conseguidos durante varios años, los cuales no alcanzarán a cubrir los gastos de un año.

Según la descripción hecha por Coronell del protagonista, del que no sabemos si es un personaje ficticio o no, tiene 57 años, tiene estudios en Colombia y en el exterior y vive con su esposa y su hijo adolescente en un apartamento estrato seis de Bogotá. Además, su situación se complica al tener que ayudar económicamente a otro hijo que vive en Estados Unidos y terminar de pagar una hipoteca en un lapso de tiempo de poco más de tres años. 

“Con la liquidación y los ahorros podemos sostenernos, quizás nueve meses, si nada más pasa. No veo cómo va a mejorar la economía en ese tiempo. Mi familia y yo somos miembros de esa clase media profesional que tiene un pasar decoroso, pero que vive la vida quincena por quincena”, advierte el texto.

A %d blogueros les gusta esto: