Press "Enter" to skip to content

Contradicción en las declaraciones de Diego Cadena podrían significarle medida de aseguramiento

La reciente columna de Daniel Coronell sobre las declaraciones de Diego Cadena ante la Fiscalía muestra una grave contradicción entre sus afirmaciones.

A pocas horas de realizarse la tan aplazada audiencia la abogado Diego Cadena, apoderado del expresidente Álvaro Uribe Vélez en el proceso en su contra por soborno y fraude procesal, el abogado se encuentra en una difícil posición debido a sus propias declaraciones en anteriores interrogatorios, donde dejó en evidencia una contradicción grave sobre el pago de sus honorarios.

Según explica Coronell en su columna “El Desplome”, Cadena viene de ser fuertemente cuestionado por el pago de 7 millones de pesos a la familia del testigo Carlos Enrique Vélez, hecho que el abogado ha defendido como una ayuda humanitaria, que nunca puso en conocimiento al expresidente Uribe, por no considerarlo necesario y además porque el dinero salió directamente de su bolsillo.

Sin embargo, el conocimiento de Uribe sobre la actuación de Cadena queda en entredicho por las propias incongruencias en las declaraciones del abogado, una de ellas fue que el dinero que entregó no cuenta con ningún tipo de respaldo o firma por parte del testigo en el que se pueda constatar que efectivamente fue un pago legítimo, pese a la cercanía de una de las oficinas de Cadena con el lugar en el que el paramilitar se encuentra condenado.

Cadena: … Claro, la distancia y falta de coordinación, honestamente reconozco ese error porque la persona a la que se le giraba estaba en Palmira.

Fiscal: ¿Y usted no tiene oficina en el Valle? 

Cadena: Sí señor, en Cali.

Fiscal: ¿Y Palmira a cuánto está de ahí?

Cadena: A 25 minutos.

Sumado a eso, otra incongruencia notoria se dio en las declaraciones que Cadena dio a la Fiscalía, una de ellas el 23 de septiembre de 2019 y la otra el 5 de noviembre del mismo año, donde afirma cosas totalmente distintas sobre el pago de sus honorarios por parte del expresidente Uribe, afirmando en primer lugar el haber solicitado unos recursos para sus viáticos y honorarios, mientras que en el otro dijo no haber solicitado nada y que el pago se llevó a cabo por voluntad del exmandatario, por medio de la entrega de un lote en Montería.

“Ojalá ustedes se lo pregunten al doctor Uribe. Yo en ningún momento le dije: presidente, yo le voy a cobrar por esto 100 millones de pesos. Él fue el que me dijo: yo le quiero dar un lote porque usted me ha ayudado con estas declaraciones”, afirmó Cadena el 5 de noviembre al fiscal, mientras en su declaración del 23 de septiembre afirmó bajo juramento: “Yo  manifiesto que necesito unos recursos para gastos de mi desplazamiento y el tiempo empleado como apoderado en este tipo de actividades”.

Amplíe la información con la columna de Daniel Coronell.

A %d blogueros les gusta esto: