Press "Enter" to skip to content

Conmovedor relato de joven que defendió a una mujer de ser violentada se volvió viral

En medio de los reiterados casos de violencia sexual contra la mujer, el testimonio de un tuitero se ha convertido en tendencia al mostrar ejemplo de lo que cada hombre debería hacer en casos donde se presente algún abuso.

Conocido el espeluznante caso de los 7 soldados que violaron a una menor de 12 años en Risaralda, las redes sociales han servido para denunciar los miles de casos de abusos y acosos a los que están siendo sometidas las mujeres a diario, no solo por miembros de la fuerza pública, sino de miles de hombres que siguen representando un riesgo latente para la población femenina.

Es por ello que un hilo de trinos ha causado esperanza en medio de la angustia que viven las mujeres colombianas, pues detalla la forma en que, por impulso, un hombre pudo evitar el ataque de dos hombres sospechosos contra una mujer que se disponía a llegar a su casa después de salir del trabajo.

Según narra el tuitero Gustavo Rendón, los hechos ocurrieron mientras tomaba el bus desde Santa Rosa de Cabal, contando que en el bus se encontraba una mujer, quien portaba un carnet con su nombre, “Lina”, y que se ubicó al fondo del bus, en el que iban dos hombres con un comportamiento sospechoso.

Rendón cuenta en su hilo de trinos que la mujer bajó del bus en una zona bastante peligrosa, oscura y en la que no se veía presencia de nadie, para luego percatarse que junto a la mujer se bajaron los hombres con actitud sospechosa y que la siguieron en su ruta, razón por la que de manera impulsiva decidió bajarse del bus y acompañarla.

“Por cosas de la vida, me quité los audífonos en el momento en el que ví que varias personas tomaron el camino opuesto y Lina se fue por el lado izquierdo, inmediatamente los hombres que estaban allí se hicieron señas y se fueron detrás de Lina… Me ubiqué inmediatamente y uno de ellos ya empezaba a intimidarla…se me ocurrió gritar su nombre y saludarla, corrí la mitad de la distancia que había entre los dos y ella hizo lo mismo, casi que en modo automático, cuando cayó en cuenta notó que yo era el chico del bus cuando ella se había subido…Con sus ojos llorosos, piernas temblando y pálida porque al parecer no sería un robo, solo podíamos respirar y pasarnos a plaza del sol a tomar algo mientras se calmaba, vivía cerca, me contaba que tiene dos hijos”, comentó el tuitero.

Al ver el comportamiento de los dos hombres, y por la misma respuesta de la mujer a la que acompañó, Rendón contó cómo era más que probable que estuvieran pensando en ultrajarla, tal como suelen realizarse ese tipo de crímenes, por lo que el tuitero recalcó que, a pesar de su miedo, decidió seguir su instinto de ayudar y evitar una posible tragedia.

La conclusión del hilo de trinos de Rendón invita a que, ante la aterradora realidad a la que deben someterse las mujeres del país, es hora que los hombres tomen iniciativa para evitar ese tipo de actos, contando su propia experiencia sobre cómo un pequeño acto puede llegar a evitar ese sucesos lamentables.

A %d blogueros les gusta esto: