Press "Enter" to skip to content

Con megáfono en mano empleado de hospital informa que solo atenderán urgencias y vacunación

La pandemia ha puesto en jaque al sistema de Salud en distintos lugares del país, donde la atención al público se ha limitado a urgencias.

Continúan las malas noticias relacionadas a la pandemia, luego de la publicación de un video en redes sociales que muestra al Hospital Emiro Quintero Cañizares de Ocaña, Norte de Santander, negando la entrada a la comunidad debido a que la capacidad del centro de salud está desbordada a causa del alto número de enfermos de Covid-19 que han ingresado en las últimas semanas.

El video, que empieza a ser compartido de forma masiva desde WhatsApp, muestra la entrada del hospital cerrado, mientras es transmitido un mensaje a la comunidad en donde explican la situación en la que se encuentran, manifestando que, al haberse completado el cupo de camas y de respiradores, solo serán atendidas las personas que fueron programadas para ser vacunadas y a las mujeres embarazadas.

“La pandemia se disparó, no tenemos camas en centro respiratorio, no tenemos camas en la UCI, todo se colapsó. Por favor, no se va atender a nadie, solamente mujeres embarazadas, solamente urgencia y vacunación de Covid. No se va a atender a nadie hasta nueva orden, el hospital no va a atender a personal porque está en alto riesgo, está en alerta roja, se cierra el hospital. El Hospital Emiro Quintero Cañillares está colapsado, la UCI respiratoria está colapsada … esto no es un juego, esto es una realidad”, advierte un trabajador del hospital con megáfono en mano.

Irónicamente, mientras el trabajador del hospital realizaba la labor de perifoneo sobre el estado en el que se encuentran para atender a la población, se puede ver cómo en el lugar se encuentran varias personas aglomeradas esperando poder ser atendidas, demostrando que los protocolos de bioseguridad y aislamiento social, que no han sido levantados, no están siendo respetados por la gente.

El comunicado dado por el centro médico de Ocaña es similar al de otros hospitales del país, donde sus trabajadores han manifestado en redes sociales que la pandemia sigue haciendo estragos y que no cuentan con la capacidad para atender a todos los enfermos. Mientras tanto, el Gobierno Nacional sigue siendo criticado por la poca inversión en el sector Salud, pues, pese a haberse cumplido un año desde que inició la cuarentena, no se han tomado las medidas pertinentes para fortalecer el sistema hospitalario.

Be First to Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: