Press "Enter" to skip to content

Colombia expulsó a miembros de la embajada de Rusia en el país por sospechas de espionaje

La decisión fue tomada por el Gobierno Nacional, afirmando que la expulsión se da siguiendo protocolos internacionales en ese tipo de situaciones.

Crece la polémica por la expulsión de ciudadanos por parte de Colombia y Rusia, luego de una serie de decisiones que muestra un debilitamiento en las relaciones diplomáticas entre ambos países, producto de una supuesta intervención por parte de dos funcionarios rusos, acusados de haber cometido delitos de espionaje relacionados con información sobre la infraestructura clave de Colombia, por lo que terminaron siendo expulsados de suelo nacional.

Respecto a lo ocurrido, el presidente colombiano Iván Duque, habló al respecto y explicó cómo la acción se hace según los protocolos marcados por la Convención de Viena, pero que, pese a lo ocurrido, aclaró que “el propósito de Colombia es mantener el buen nivel que tradicionalmente han marcado las relaciones diplomáticas comerciales y de cooperación con la Federación Rusa”.

“Esa situación se ha manejado como se establecen las relaciones diplomáticas a través de las convenciones internacionales (…) El mensaje que queremos dar es que este es un país amistoso pero que también se guía por los protocolos de la convención de Viena y cualquiera que esté por fuera de esa convención tendrá que salir del país”, agregó el jefe de Estado.

No obstante, la expulsión de los ciudadanos rusos fue replicada por el gobierno de Vladimir Putin, quien a su vez expulsó a dos diplomáticos colombianos que trabajaban en la embajada en Moscú, como respuesta a lo ocurrido, por lo que muchas personas en redes sociales han comentando de la señal mandada por la potencia y que muestra un debilitamiento entre las relaciones de ambos países.

Los funcionarios expulsados fueron Ana María Pinilla Morón, tercera secretaria de relaciones exteriores, y Leonardo Andrés González Gusmán, segundo secretario; ambos colombianos fueron expulsados de la embajada en Moscú el pasado martes, teniendo que salir de inmediato del país pese a los problemas de movilidad que existen en el mundo debido a la pandemia.

A %d blogueros les gusta esto: