Press "Enter" to skip to content

Coca incautada por la policía en la finca del embajador colombiano no aparece

La Policía Nacional y El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE, por su sigla en inglés), venían manejando una investigación sobre la presencia de un grupo de narcotraficantes en Cundinamarca y Boyacá que, a través del aeropuerto internacional El Dorado de Bogotá, estaban enviando cocaína con destino a Estados Unidos y Europa.

“Nuestro interés inicial era ubicar el laboratorio, por lo que cuando ingresamos a la finca, en el municipio de Guasca, no sabíamos a quién pertenecía. En el lugar encontramos siete toneladas de precursores químicos, camuflados entre las caballerizas, y 10 kilos de coca procesados», dijo la Policía a El Tiempo.

Se identificó que la finca donde fue encontrado el laboratorio pertenecía al embajador de Colombia en Uruguay, Fernando Sanclemente, quien reconoció que en el lugar hay algunas casas de recreo y otra parte está arrendada para garantizar el sostenimiento del predio.

La Cancillería confirmó a Caracol Radio que Fernando Sanclemente, el actual embajador de Colombia en Uruguay, pidió una licencia no remunerada al Gobierno para ponerse al frente de las investigaciones que se adelantan por el hallazgo de un laboratorio de drogas en su finca en Guasca.

También señala “La familia Sanclemente se sienten sorprendidos y víctimas de los eventuales hallazgos, y en consecuencia prestarán como corresponde todo el apoyo que demanden las autoridades para esclarecer esta penosa situación”.

Pero la noticia no para aquí al hacer la policía el inventario de todo lo encontrado no registró el total de los insumos hallados en el laboratorio. En este tipo de allanamientos, la fuerza pública antes de destruir las drogas se realiza un inventario donde se incluye todo lo incautado, en este caso, la policía no lo hizo, no registró 10 kilos de coca que dicen haber encontrado en esa finca.

Esta institución tendrá que aclarar de dónde salió la cifra de 7 toneladas destruidas, ya que en el previo inventario, no se llegaba ni a 4 toneladas. ¿De qué eran las otras 3 toneladas que incineraron? ¿Por qué no las incluyeron en el inventario?.

A %d blogueros les gusta esto: