Press "Enter" to skip to content

Caso de Anderson Arboleda, el ‘George Floyd colombiano’, sigue en impunidad 5 meses después

Durante los días en que Estados Unidos sufrió uno de sus escándalos de racismo más grandes de los años recientes por el asesinato de George Floyd, Colombia conoció de un caso similar con la muerte de Anderson Arboleda, pero esta no tuvo siquiera una actuación efectiva de la justicia.

Anderson Arboleda era un joven de raza negra del municipio de Puerto Tejada, Cauca; su vida se vio cegada luego que un agente de la Policía Nacional le rompiera la cabeza a bolillazos, lo cual tras unas horas de dolor para el hombre resultó causándole la muerte. Los hechos tuvieron lugar el 20 de mayo. Hoy, casi 5 meses después, el caso sigue en impunidad.

En su momento la familia de Anderson denunció que el joven se encontraba afuera de su casa al momento en que dos policías se acercaron y lo increparon por supuestamente estar violando la cuarentena, esto llevó a una discusión que culminó con las agresiones por parte del uniformado contra el ciudadano.

“Él venía de celebrar un cumpleaños con su novia. Tocó para que yo le abriera, y ahí lo abordaron dos policías, ellos le pidieron que se entrara y él les dijo que estaba esperando a que abrieran la puerta, le iban a poner un comparendo por violar la cuarentena, hubo una discusión y ellos lo atacaron con el bolillo en la cabeza”, relató Magaly Arboleda sobre el caso.

Tan pronto se conoció a través de los medio de este asesinato, los usuarios en redes comenzaron a comparar el caso con el de George Floyd en USA, e incluso pidieron que se observara con la misma gravedad; no obstante, con el paso del tiempo aún no hay ningún capturado por el homicidio de Anderson, a pesar que Medicina Legal afirmó que este falleció debido al golpe en la parte trasera de su cabeza, producto del bolillazo del agente.

Tal como lo ha declarado la familia de Anderson, hasta el momento ni siquiera se conoce el nombre del Policía que cometió el crimen. “Ya han venido varios investigadores, miran las cámaras, hablan con nosotros, pero no pasa nada. Por lo menos queremos conocer el nombre del policía que le hizo eso a mi sobrino. Saber si está en servicio o fue separado del cargo»

A %d blogueros les gusta esto: