Press "Enter" to skip to content

Califican de hipócrita a Duque por viajar a la posesión del presidente de Bolivia

Tras el desplante hecho por el presidente Duque a la Minga Indígena, su visita a Bolivia durante la posesión del nuevo presidente de Bolivia ha causado grandes críticas.

Habiéndose confirmado la reactivación de la agenda diplomática del presidente Iván Duque, el primer viaje anunciado por el mandatario es su próxima visita a Bolivia, donde, dentro de poco tiempo, tomará posesión un nuevo presidente. Sin embargo, las críticas contra Duque llegan debido a la ideología política de Arce, quien fue pieza clave durante los gobiernos de Evo Morales.

La visita, además de cumplir con sus obligaciones diplomáticas como jefe de Estado, fue confirmada por el presidente Duque para también dialogar con varios organismos regionales como la Comunidad Andina y lograr acuerdos entre varios países en distintos temas, algo que no ha sido tomado de la mejor manera tanto por detractores como simpatizantes del mandatario colombiano.

El anuncio fue dado por Duque durante un evento realizado en Monteria sobre reactivación económica, explicando la importancia de los viajes que tiene preparados hacia Bolivia y posteriormente hacia Chile, en donde se ocupará en trabajo con varios mandatarios y representantes de distintos gobiernos, como Sebastián Piñeres, el presidente de Paraguay Mario Abdo Benítez o el Rey de España Felipe VI.

Sin embargo, en redes sociales, su visita ha sido fuertemente criticada por la propia actitud adoptada por el mandatario respecto a la política internacional, recordando que, durante el proceso de golpe de Estado que se le hizo a Evo Morales, él fue uno de los presidentes que se mostró de acuerdo ante la decisión, algo por lo que hoy es tildado de “hipócrita” en el país.

Otro hecho resaltado por los internautas ha sido la contradicción en el actuar del presidente al asistir a la posesión de un presidente apoyado por los movimientos indígenas de Bolivia, afectados durante el proceso golpista contra su gobierno, al tiempo que en Colombia se negó a recibir a los representantes de la Minga Indígena para dialogar sobre la crisis que atraviesan al sur del país por la disputa entre grupos ilegales y los asesinatos contra sus líderes.

A %d blogueros les gusta esto: