Press "Enter" to skip to content

Bancos deberán empezar a hacer reformas que favorezcan la ciudadanía

Este sábado ha sido anunciada una buena noticia para los usuarios de entidades bancarias, respecto a varios de los servicios que se han dejado de prestar en los últimos meses a causa de la pandemia, y que al parecer estarían listos para ser restablecidos, al menos de manera limitada.

Todo parte luego del reciente comunicado publicado por la Superfinanciera, quien ordenó a las entidades bancarias abrir el 85% de sus sucursales físicas por lo menos durante seis horas al día, cumpliendo con estrictos protocolos de bioseguridad, como forma de combatir la propagación del virus pero reactivando parte de los servicios que vienen siendo reclamados.

La decisión se estaría aplicando a partir del próximo lunes 18 de mayo; los bancos tendrán que acogerse a los cambios exigidos por la autoridad, entre los cuales se destaca la reanudación de servicios financieros en todas las sucursales de los diferentes bancos que operan en el país, es decir, las oficinas y sucursales ubicados en distintos departamentos del país también deberán reiniciar actividades.

La decisión quedó registrada en la circular externa firmada por el superintendente financiero Jorge Castaño, en la que se advierte que las sucursales deberán aplicar horarios que permitan la prestación del servicio de manera eficiente, por lo que si las entidades mantienen los sitios de trabajo abiertos los fines de semana, estás deberán permanecer abiertas 4 horas mínimo.

De igual manera, la Superfinanciera lanzó una serie de obligaciones a todos los bancos respecto con distintos momentos del mes como lo son el pago de quincenas o pensiones, donde la afluencia de gente aumenta considerablemente y por el que se debe cuidar cualquier posibilidad de aglomeración. Superfinanciera obligará a que los bancos aumenten los horarios de atención de ser necesario, como forma de asegurar que cada persona tenga acceso a los servicios que se han venido negando en los últimos dos meses.

“Cada entidad debe ajustar el horario de atención según el análisis realizado día a día, con el fin de evitar aglomeraciones y ajustar la disponibilidad el servicio”, advirtió la superintendencia en el documento presentado.

Mientras tanto, esta es la lista de cambios que deberán ser acatados por las entidades bancarias:

Disponer en las oficinas de mecanismos de atención preferente para los adultos mayores de 60 años y para las personas con capacidades especiales.
Establecer en las oficinas mecanismos de atención preferente para el personal médico, personal sanitario y miembros de las fuerzas armadas y de policía, que les permita realizar sus transacciones con celeridad y eficiencia.
Con base en el análisis de los tipos de transacciones realizadas en oficinas que pueden efectuarse a través de canales digitales u otros canales, los bancos deben adelantar campañas de orientación a los usuarios de oficinas para disminuir su afluencia.
Aumentar la capacidad de atención de los call center y servicios de audio respuesta, durante su operación en contingencia, para que el indicador de llamadas atendidas sea como mínimo del 92%.

A %d blogueros les gusta esto: