Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Banco colombiano anunció que devolverá el 4×1000 para conseguir más usuarios

La idea es retribuirles a los usuarios y así lograr fidelizar a mayor número de personas, e incluso hacer que las personas cambien de entidad bancaria.

A través de su cuenta de Twitter, Lulo Bank, una entidad que lleva muy poco en el país y que espera crecer en poco tiempo, aseguró que devolverá el dinero correspondiente al impuesto 4×1.000, el cual está instaurado desde el gobierno de Andres Pastrana al final del año 1999.

La entidad bancaria aseguró que la decisión se da pensando en los clientes, explicando que no se contará en operaciones de hasta 2,5 millones de pesos. La decisión ha causado una muy buena recepción entre la gente, ya que desde su entrada en operaciones, el pasado 14 de febrero, el banco digital activó más de 220.000 cuentas en todo el país.

El banco afirmó además que a todos sus clientes les ofrecerá el servicio de ‘cashback’, con el cual se piensa devolver el 0,5 % de cada compra física o virtual que se haya hecho con la tarjeta, ventaja que solo será válido para compras hechas después del 8 de junio del 2022, según el portal digital Valora Analitik.

“Dicha vigencia podrá ser modificada en cualquier momento, conforme a las políticas comerciales de Lulo Bank, las cuales serán modificadas de acuerdo con el reglamento de tarjeta débito”, fue la declaración hecha por el banco, y que posteriormente fueron mencionadas por el portal especializado.

Cabe recordar que el conflictivo impuesto consiste en cobrar 4 pesos por cada 1.000 pesos de una transacción bancaria hecha en cuentas de ahorros o corrientes y que durante décadas ha representado muchos gastos para toda la ciudadanía, al punto de que la propuesta de retirar ese impuesto ha estado en boca de la gente desde hace mucho.

Entre las excepciones a este impuesto son las siguientes:

Retiros mensuales que no excedan los 12,7 millones de pesos.
Usuarios con una o más cuentas de ahorro o depósitos electrónicos con tarjetas prepago abiertas.
Cuentas de pensionados en las que se depositen menos de 41 UVT (1,5 millones de pesos).
Las empresas pueden tener hasta 5 cuentas exentas del 4×1.000 para fomentar la inversión y los créditos.