Press "Enter" to skip to content

Audio de uribistas mostraría intención de justificar la “legítima defensa” y que se declare conmoción nacional

La conversación entre miembros del uribismo y empresarios de Pereira muestra la intención de algunos en justificar la acción en contra de los manifestantes así como de estrategias de presión.

Una publicación hecha por el diario El Espectador ha puesto en evidencia las estrategias peligrosas que se están gestando al interior del uribismo en colaboración con el sector empresarial, con la intención de frenar el avance del Paro Nacional, advirtiendo que la presión hacia el presidente Iván Duque es cada vez mayor y que particularmente ya se empieza a sentir el impacto de las movilizaciones en las utilidades de sus empresas que han ido mermando con el paso de los días.

El audio que fue verificado por el medio corresponde a una reunión hecha por Google Meet en el que participaron uribistas y empresarios de la ciudad de Pereira y la región, entre ellos los congresistas del Centro Democrático Alejandro Corrales y Gabriel Jaime Vallejo Chujfi, quienes más que calmar los ánimos de los presentes en la reunión virtual negaron la posibilidad del diálogo con los manifestantes.

Los congresistas afirmaron en la reunión la necesidad de combatir a los “terroristas infiltrados”, poniendo a consideración alternativas que van desde la militarización de las ciudades a pedir que se declare el estado de ‘conmoción nacional’ para detener el avance de los manifestantes.

Junto con las alarmantes propuestas de los uribistas en la reunión también trataron otra estrategia a realizar, señalando la necesidad de ejercer presión sobre los medios de comunicación que desde su punto de vista no han cubierto lo ocurrido de forma correcta y que en realidad deberían acompañar más al presidente Duque y a la fuerza pública.

La forma en que harían esa presión sería a través del pago de pauta que realizan, proponiendo retirarlo por completo si los noticieros o demás medios no cambian su narrativa al momento de contar los hechos, con la intención de quitar legitimidad a los manifestantes y los pedidos que están haciendo actualmente.

A %d blogueros les gusta esto: