Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Amnistía Internacional acusa a Duque de promover políticas que ponen en riesgo a líderes sociales

La entidad internacional consideró que el Gobierno de Colombia está fallando en la aplicación de políticas que generen seguridad y reduzcan el riesgo que sufre el liderazgo ciudadano.

Por medio de un comunicado oficial, Amnistía Internacional (AI) alertó, durante este jueves, que las políticas promovidas por el Gobierno colombiano en torno a la protección de líderes sociales está fallando considerablemente, debido a lo que consideran problemas estructurales del mismo país y la aplicación de “políticas fallidas”.

Partiendo de la premisa “¿Por qué nos quieren matar? La falta de un espacio seguro para defender derechos humanos en Colombia” la entidad explicó de forma detenida cómo los ataques que vienen enfrentando los líderes sociales y defensores del medio ambiente en varias partes del territorio son muestras del fracaso del actual Gobierno en brindad políticas de seguridad para que las personas puedan ejercer sus liderazgos de forma segura.

“Desde hace años, Colombia es uno de los países más peligrosos para las personas que defienden los derechos humanos, los territorios y recursos naturales en todo el mundo (…) desde la firma del Acuerdo de Paz en 2016, las cosas han empeorado, particularmente para quienes viven en zonas geográficamente estratégicas y ricas en recursos naturales”, explicó Erika Guevara, directora de AI en las Américas.

La funcionaria habló en el informe sobre el alto número de fallecidos durante este año a causa de ataques de grupos ilegales, así como de la presente desigualdad que se vive en Colombia y los problemas generados por el narcotráfico y la forma en que el gobierno del presidente Iván Duque viene aplicando las políticas de sustitución de tierras, otro factor influyente en el ataque contra miembros activos en algunas comunidades.

“Las personas defensoras seguirán muriendo hasta que el Gobierno aborde de manera efectiva cuestiones estructurales, como la profunda desigualdad y la marginalización en la que viven las comunidades, la tenencia y control de la tierra, la sustitución de cultivos ilícitos y la justicia”, comentó la directora.

Hay que tener en cuenta que las declaraciones de la entidad se dan luego de la publicación del último informe del secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ante el Consejo de Seguridad sobre la Misión de Verificación de la ONU en Colombia. El informe de Guterres reveló que durante el 2020 48 líderes sociales han sido asesinados por distintos motivos, aunque todos relacionados a la pobreza de las comunidades que habitan territorios alejados por grupos ilegales.

A %d blogueros les gusta esto: