Press "Enter" to skip to content

“Alias Santo”: Expresidente Santos habría sido “chuzado” por la fiscalía de Nestor Humberto Martínez

La investigación del caso advierte cómo de forma ilegal, el ente investigador interceptó de manera ilegal el número del entonces presidente de la República.

Por medio de una investigación realizada por los periodistas Gonzalo Guillen y Julian F. Martínez, en su portal digital ‘La Nueva Prensa’, se advierte como el expresidente Juan Manuel Santos, mientras aún fungía como jefe de Estado, fue interceptado por la Fiscalía General de la Nación, que en ese entonces estaba a cargo de Nestor Humberto Martínez, quien hoy es acusado de haber fraguado varios montajes en contra de personajes relevantes de la política nacional.

El artículo advierte como el expresidente fue identificado como “alias Santo”, y quien habría sido objeto de varias interceptaciones por parte de la Fiscalía bajo la administración de Martínez. Según declaraciones conseguidas por los periodistas y de la documentación adquirida para la investigación, la autorización se consiguió gracias a Luz Marina Tapia, Fiscal 03 de la Dirección de la Fiscalía Antinarcóticos y Lavado de Activos.

La funcionaria habría conseguido la supuesta autorización por parte del Juzgado Décimo Penal Municipal con Función de Control de Garantías, además de la supuesta colaboración brindada por parte de un agente de la DEA americana, asegura el texto publicado por Cuestión Pública.

La intención principal de la interceptación ilegal contra el entonces presidente, sería un supuesto interés por parte de Martínez en mezclar “de mala fe” los procesos adelantados de los Acuerdos de Paz con temas relacionados con el narcotráfico y las FARC, incluyendo falsos testimonios con los que se intentó involucrar al general Óscar Naranjo, vicepresidente de la República en aquel entonces, así como a Rafael Pardo Rueda, Alto Consejero para el Postconflicto, en aquella época.

“A Santos, Naranjo y Pardo los intervinieron en el mismo proceso confuso que la fiscalía de Martínez Neira armó con el propósito de entregarlo a la justicia de Estados Unidos para solicitar las extradiciones por narcotráfico de los negociadores de paz de las FARC Seuxis Pausias Hernández Solarte, alias Jesús Santrich y Luciano Marín Arango, alias Iván Márquez, quienes debido a ello abandonaron el proceso de paz y volvieron a las armas en la clandestinidad”, señala la investigación.

Sobre los elementos interceptados a “alias Santo”, un fiscal que habría contado las irregularidades ocurridas en aquel proceso a los periodistas investigadores, reveló que no existen transcripciones o audios guardados de los elementos interceptados, algo que según él da muestras del carácter ilegal con el que se realizó la operación.

A %d blogueros les gusta esto: